Mi Vida Junto a Teófilo
por Bob West


25 de julio, 1997.

Es imposible contar mi historia sin referirme de alguna forma a los demás involucrados en ella. Sin embargo, evitaré indentificar a algunos por sus nombres pues están decepcionados por los cambios recientes que pueden ver en Teófilo y en mí, y no deseo avergonzarlos.


El Nacimiento de Teófilo

Me volví un cristiano a los 14 años en el verano del 1946. Durante los años siguientes, me volví un adicto al trabajo. Ganaba mi sueldo como un empleado de tiempo-completo mientras ganaba mi salvación como un voluntario de tiempo-completo.

Asistí a cada servicio de la iglesia, clase Bíblica, escuela Bíblica vacacional y reunión evangelística (nuestra etiqueta para lo que otras iglesias llaman avivamiento o retiro). Asistí a cursos para entrenar a hombres, clases de canto, reuniones de negocios y días de trabajo para la iglesia. Tomé turnos para limpiar el local de la iglesia y cortar su césped. Enseñé en clases Bíblicas, prediqué cada cierto tiempo, escribí artículos religiosos para el boletín de la iglesia y notas de hermandad, preparé material de apoyo visual, letreros y publicidades para las series de prédicas de la iglesia, serví como diácono y luego como anciano. Era un miembro fiel a la iglesia. Pero no tenía una relación personal con Jesús hasta hace algunos años.

Fui cuidadoso de no llamar a esta iglesia "mi" iglesia, porque creí que le pertenecía a Cristo. Era la iglesia verdadera de Cristo. Yo creí que uno debía ser un miembro fiel a esta iglesia para ser salvo y llegar al cielo. Todas las demás iglesias eran "denominaciones" inventadas por hombres y la gente en ella iba a ser decepcionada y perdida. (Luego aprendí que los miembros de algunas de estas denominaciones pensaban que la suya era "una iglesia verdadera" y que nosotros éramos los que estábamos errados.)

Fue en esta iglesia en donde se crió Teófilo. Durante los primeros años de los 'cincuenta, yo era un ilustrador para las Fuerzas Aéreas. Mientras me localizaba en Suwan, Korea, empecé a dibujar una tira cómica que fue impreso en los periódicos de las bases locales y en Japón . Cuando volví a los Estados Unidos, algunas de mis caricaturas aparecieron en el periódico local de Altus, Oklahoma, y otros fueron distribuídos a periódicos de las Fuerzas Aéreas por el Servicio de Prensa del Comando Aéreo Estratégico. Durante este tiempo pensé hacer una tira cómica que ayudara a anunciar el evangelio. Diez años después ocurrió.

El predicador y yo estábamos sentados en la oficina de la iglesia en Florida, discutiendo la próxima edición del boletín de la iglesia. Le hablé sobre Teófilo y le mostré algunas ideas y bocetos. El fue receptivo a este método de enseñanza, y estuvo de acuerdo con tratar de hacerlo un contenido regular.

Así que el 6 de febrero de 1966, nació Teófilo. Las ilustraciones inmediatamente captaron la atención de los lectores - ¡y sus respuestas! La mayoría de las respuestas eran favorables.


Una Experiencia Cercana a la Muerte

En su editorial del 5 de febrero de 1967, nuestro predicador escribió: "Hace un año un nuevo instrumento de enseñanza, único en su método para revelar la verdad, empezó a aparecer en el (boletín) - Teófilo. Y ahora mientras empieza su segundo año, es preciso reafirmar el concepto inicial y su propósito de apuntar mordazmente el camino a la verdad. Teófilo es una ilustración de la vida, y las corrientes cruzantes de las actitudes religiosas, contrastadas con la simple verdad Bíblica. Es nuestro deseo que sea instructivo, ilustrativo e iluminante."

Más tarde en ese mismo año, el libro Teófilo Número Uno fue publicado, y contenía una colección de las tiras. En el libro compartí la siguiente información: "El personaje principal es un pequeño hombre que carga una Biblia. Es humilde, amable, devoto a su Señor, y quien siempre busca la verdad. Otros personajes en las tiras personifican actitudes que fomentan la división, ideas preconcebidas de autores, previenen la investigación de la verdad, o justifican la desobediencia a Dios."

Una de las respuestas al libro más alentadoras fue la siguiente nota: "Acabo de terminar de leer a Teófilo por tercera vez y me he sentido con humor y a la vez sobrio por su mensaje. Realmente aprecio la forma en que la verdad es relatada y llevada. Algunos hermanos podrían pensar que usted está siendo demasiado gracioso y está debilitando el poder del evangelio, pero yo pienso que lo contrario es verdad, porque donde la mayoría tiene problemas no es en captar lo que dice la Biblia, sino en cuál debería ser mi respuesta. Para evitar la aplicación de la Palabra, he visto a personas negar todas las reglas de la lógica, razón y sentido común. El propósito al cual Teófilo sirve es el permitir a la gente salir de sí mismos, ayudándolos a darse cuenta de su comportamiento ilógico."

La tira continuó como un contenido semanal del boletín hasta el 17 de diciembre del 1967. En una reunión mensual de negocios en el cual me pidieron que saliera mientras discutían, se tomó una decisión de su parte para descontinuar a Teófilo. Me dijeron que algunos habían dicho, "Teófilo hiere los sentimientos de las personas."

Para los demás Teófilo pudo haber sido sólo una caricatura, pero yo había puesto tanto de mí en este personaje que él y yo éramos uno. Cuando mis hermanos rechazaron a Teófilo, me rechazaron a mí. Una parte de mí ya no era bienvenida en esta iglesia. Esta noticia rompió mi corazón. Quería llorar, pero eso no hubiera sido de hombres. ¿Y quién entendería de todas formas? "¿Bob, por qué lo estás tomando tan personalmente?", se podría uno preguntar.

Intenté sonreír y seguir como si nada hubiese ocurrido. Mi amigo, nuestro predicador, me dio la noticia después de la reunión, tan suavemente como cualquiera podría. Y sus comentarios en la próxima edición del boletín, una semana después, calmó algo de mi dolor.

El editor de una nota mensual con mucha más circulación inmediatamente pidió que Teófilo apareciera en su publicación. En sólo unos meses más tarde descontinué la tira. Mi corazón ya no estaba en eso.


¡Teófilo Aún Vive!

Aunque ya no estaba produciendo nuevos episodios, Teófilo no murió. Las ilustraciones ya estaban siendo reimpresas en boletines de iglesias y periódicos locales a través de los Estados Unidos. Continuaron llegando peticiones para copias de las caricaturas y permisos para reproducirlas.

Una iglesia hizo diapositivas de 35mm de las caricaturas para exponerlas en su caseta en la Feria del Sur del Estado de Texas. Un publicador en Ft. Worth organizó las tiras sobre creación y evolución en un tratado llamado Teófilo y el Evolucionista. Luego, cuando publiqué dos libros con artes e ilustraciones, Teófilo y la Moralidad y Teófilo y el Filósofo, con las tiras en una variedad de tamaños, algunos predicadores empezaron a hacer transparencias de las caricaturas para ilustrar sus puntos en sus sermones y lecciones Bíblicas.

Empecé a recibir, de parte de ministros en tierras extranjeras, peticiones de permiso para traducir y utilizar las tiras cómicas en sus países. Pronto Teófilo viajó alrededor del mundo, apareciendo en periódicos en muchos idiomas. En el suroeste de Estados Unidos, México y Sur América, Teófilo consiguió su nombre en castellano. En Francia, era Théophile. En cualquier idioma, la gente inmediatamente se identificaba con su compasión, comprensión y amor hacia Dios.

Además de aparecer en publicaciones de iglesias, Teófilo se convirtió en un contenido regular en algunos periódicos seculares. Un editor introdujo la serie de esta forma: "¡Esta semana empieza un nuevo contenido llamado Teófilo! El motivo de estas tiras involucra temas de orden social, ético y religioso. Gente de varios trasfondos religiosos, o de absolutamente ninguno, se podrán ver reflejados en los personajes de Teófilo. Mientras sus comentarios son siempre interesantes, usualmente entretenidos, a veces también traen consigo un golpazo, o una punta aguda que hará que algunos lectores quieran decir "¡ay!". Siempre, le harán pensar. Predecimos que este contenido será muy leído y discutido."

Algunos periódicos universitarios tambien llevaron este contenido.

Teófilo continuó siendo reimpreso y circulado, alcanzando una nueva generación de lectores, pero faltaban muchos años más para que me motivara a crear nuevas tiras.


¡Bajo Ataque!

En junio del 1988, mi esposa Sylvia y yo asistimos al Forum de la Verdad y la Libertad en Memphis, Tennessee. Durante el forum fui solicitado para participar en un panel de ancianos actuales y posteriores para discutir el tema de "Los Ancianos". Luego de la discusión en el panel, un editor me preguntó si podría poner lo que había dicho en un artículo. Lo hice, y él lo publicó en la primera página de su boletín. He aquí algunos extractos:

"A través de los años hemos forjado a los ancianos en una entitud, un cuerpo corporativo ajeno a la Palabra de Dios. Con esto hemos cambiado la estructura de un grupo de cristianos sirviendo juntos desde un organismo funcional, con cada santo llevando un cargo igualmente vital, a una organización consistente en mandatarios soberanos y siervos sometidos.

"Uno de los más grandes problemas que he tenido con el concepto de la entitud de los ancianos se encuentra en Mateo 20:25-28, en donde el Señor habla acerca de la confusión de los apóstoles en su lucha por poder y posición en el reino. El dijo, 'Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor. El que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.'

"El reino de Cristo no es como los reinos de este mundo. Ninguna posición de poder o prestigio. Ningún rango. Ningún oficial autoritativo. El ego humano busca poseer títulos, posiciones, poder y alabanza, pero el camino de Jesús es el camino del servicio, el camino de un siervo. ¡Cristo se desprendió de sus derechos celestiales para convertirse en un siervo humano! El Hijo de Dios vino para servir. Ser un siervo es ser como Cristo. Cada lugar en el reino es un lugar de servicio, no de una posición con un título. ¿Por qué es que tenemos que buscar algo más para nosotros que lo que Jesús asumió?"

(Que no se malentienda: Yo no dije en ese entonces, ni digo ahora, que no habían ancianos para ser modelos, mentores y aconsejar a los jóvenes discípulos. Ciertamente habían pastores para dirigir y alimentar las ovejas del Señor. Pero, como el Señor mismo insistió, los verdaderos dirigentes serían los grandes siervos, y como Pedro enfatizó en 1 Pedro 5:1-4, el liderazgo no significa poder autoritativo.)

Inmediatamente después de la aparición de este artículo, fui llamado "falso maestro" en los boletines de las hermandades. Los artículos no intentaron usar la Biblia para explicar en dónde estaba mi error. Otros escribieron cartas, aconsejándome que me arrepintiera. Intercambié algunas cartas con ellos, pero probó ser inútil ya que nuestra comprensión de las escrituras eran muy diferentes.

Un anciano de una iglesia en otro estado, a quien nunca antes había conocido, me escribió en defensa de los ancianos autoritarios, e intercambiamos algunas cartas, pero llegó a consumir mucho tiempo y al parecer no nos estaba ayudando a ninguno de los dos. Algunas de sus cartas tenían más de 100 páginas. Su práctica era la de cortar mi carta en pedazos con una sola oración o una oración incompleta en cada tira. Entonces pegaría una de estas tiras a su carta, le respondía, pegaba otra, le respondía, y así sucesivamente. Me imagino que nunca se dio cuenta de que había sacado mucho de lo que yo había dicho de su contexto, y hacía su respuesta a algo que nunca era mi intención decir. Cuando vi cómo él había triturado mi carta y el mensaje que llevaba, me di cuenta que esto era una demostración gráfica de cómo yo, como tantos otros, había estado tratado la Biblia.

Algunos predicadores empezaron a hablar sobre el personaje de mis caricaturas y a discutir con él como si fuera una persona real. Un editor usó una tira de Teófilo que a él le gustó y que demostraba un punto que él quería aclarar en su publicación con esta nota debajo: "Teófilo-antes de que se apartara de la fe."


Inspiración para el Hermano Fariseo

En una publicación nacional de hermandad, un amigo predicador reportó que yo había caído preso de las ideas de un falso profeta notorio. El estaba decepcionado de mí por haberme permitido ser confundido por tal hombre. Y predijo que Teófilo empezaría a escupir veneno y rencor. Hacían años desde la última vez que dibujaba caricaturas de Teófilo, y sólo había escrito un artículo. Este ataque me hirió profundamente, y me hizo enojar.

El 28 de octubre del 1988, le escribí a mi amigo en respuesta a su artículo y le respondí en un lenguaje muy fuerte. Yo dije, "Los fariseos siempre han atacado al mensajero cuando no les ha gustado el mensaje. Clavaron a Jesús a la cruz, apedrearon a Pedro hasta la muerte, y conspiraron para matar a Pablo. Durante los siglos postreros, otros quienes se enfrentaron a las tradiciones de 'la iglesia' también sufrieron bajo su ira. Parece que a través de la visión dura de los fariseos, no hay hermanos honestamente equivocados. En su vista sólo hay dos clases: (1) ellos mismos y (2) falsos maestros. Un falso maestro, en su opinión, es cualquiera quien no está en fila con ellos en cuanto a los 'temas de actualidad', las doctrinas o posiciones que han sido exaltados hasta ser un estándar divisivo para aceptación o rechazo. Por esa razón, cualquiera que siga 'el otro lado' de su creencia o práctica sería públicamente sellado como un 'falso maestro' y deberá ser evitado. Esto parece ser su método. Han pasado por lo menos 12 años, quizás más, desde que dibujé a Teófilo. Su artículo ha provisto la inspiración que necesitaba para ponerlo de nuevo en la mesa de dibujo. Recientemente, he completado una nueva ilustración, el primero de una serie, que incluye a un nuevo personaje."

Como consecuencia, un nuevo personaje nació. El Hermano Fariseo hizo su debut con el retorno de Teófilo en enero del 1989.


El Conflicto

Yo leí mi correo y boletines de hermandad con aprehensión mientras el conflicto continuaba. En mayo del 1989, uno de mis amigos más cercanos me sorprendió con un tema en su periódico titulado, "La Subversión de Teófilo."

En noviembre respondí a mi hermano publicador con un ensayo llamado, "¿Realmente Teófilo Ha Cambiado?" Esta es una parte del artículo: "Mientras estuve de acuerdo con ellos, yo era su 'amado hermano', 'honesto', 'bien informado', 'profundamente comprometido con la verdad', y 'presentaba verdades punzantes'. Me tenían 'mucho respeto'. Eso es, hasta que comencé a cuestionar algunas de nuestras doctrinas. De repente parecía que pensaban diferente de mí. Ahora dicen que he 'caído preso a falsas ideas', he sido 'confundido', 'decepcionado', 'desviado por tonterías', 'subversivo'; soy 'ignorante', 'crédulo', 'un insatisfecho', 'un falso profeta', 'un lobo hambriento vestido de oveja', y están 'decepcionados de mí'. Mi primera reacción era sentirme malentendido. Entonces me di cuenta de que había estado siendo insultado y reducido por aquellos quienes habían dicho que me amaban, y eso me dolía.

"Cuando una persona cambia, ¿es un reflejo de la integridad, de la inteligencia, o del carácter de esa persona? Consideremos a Pablo. El era un 'Fariseo de los Fariseos.' El cambió. A los fariseos no les gustó. Conspiraron matarlo cuando 'abandonó la fe' (su verdadera iglesia) para seguir a Jesús. Si Pablo estuviera vivo hoy, hubiera tenido que enfrentarse a otra amenaza - el bolígrafo venenoso.

"En el libro Teófilo Número Uno, decribí a Teófilo de esta manera: 'Es un alma honesta y usa el mismo sentido de razón en la religión que usamos en cualquier otro campo. El pregunta por todas las verdades y los permite que hablen por sí sólos. El forma convicciones basadas en las evidiencias actuales y toma una posición que él cree ser la verdad. Pero él no previene una investigación más avanzada. Mantiene una mente abierta y examina nuevas evidencias según sean reportadas.' Eso fue escrito en 1968. Y es una verdad hoy día. Es su 'mente abierta' y la 'honestidad en su propósito' lo que le ha permitido crecer espiritualmente. Su integridad, inteligencia y carácter (no la falta de ello) son los que le han ayudado en su lucha por encontrar la libertad en Cristo.

"¿Ha sido Teófilo subvertido? No. ¿Ha cambiado? Sí. Y, mientras aprendamos, así también lo haremos nosotros."

La carta y el artículo arriba son ejemplos de mi respuesta a la crítica mientras estaba tratando de lidiar con todo por mi propia cuenta--sin una relación personal con Jesús. En ese tiempo yo me ofendía e impulsivamente ofrecía mi propia defensa. Le prestaba muy poca atención a las instrucciones que Pablo le daba a los cristianos en el primer siglo: "No paguéis a nadie mal por mal . . . No os vengáis vosotros mismos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza. . . . No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal." (Romanos 12:14-21).

Nuestro Señor no se vengó cuando le atacaron personalmente, y no debo hacerlo yo tampoco. Durante los próximos seis años el Señor ablandaría mi corazón y me dirigiría a escribir cartas completamente diferentes--cartas de perdón--a estos mismos hermanos. Y ellos respondieron de la misma forma.


El Aire Fresco de la Libertad

"Sólo puede ser comparado con dar un paso fuera de una niebla densa hacia una hermosa luz de sol," es la forma en que un cristiano describió su propia experiencia de libertad en Cristo después de años de ataduras legalísticas. Yo estaba empezando a ver un poco de luz del sol también.

Por primera vez en mi vida leí la Biblia para ver lo que enseñaba, en vez de hacerlo para probar lo que ya creía. Aprendí que uno debe colocarse mentalmente en los zapatos de los autores del primer siglo, y pararse donde ellos se pararon y mirar a través de sus ojos y ver las cosas como ellos las vieron, en vez de transferir los autores del primer siglo al siglo XXI y luego interpretar sus palabras bajo la luz de las tradiciones de hoy día.

Mientras tomaba una mirada fresca a los textos usados como prueba, vi que no apoyaban el concepto de iglesia organizada tan prevalente hoy día. Habían varios términos usados para referirse a la comunidad de creyentes, pero ninguno era exclusivo. Comencé a darme cuenta de que la única diferencia entre la iglesia a la cual pertenecía y las otras denominaciones era puramente mental. Los únicos contrastes estaban en las doctrinas peculiares en que creíamos y enseñábamos. Mientras condenaba a aquellos quienes eran miembros de denominaciones, por todos esos años había sido yo mismo un miembro de una denominación.

Mientras conocía a más cristianos a través de los Estados Unidos, empecé a aprender que mi experiencia con el sistema de iglesias era más típico que exclusivo. Otros quienes venían desde muchos lugares reportaban el mismo trato. Ellos buscaban una relación más profunda con el Señor y otros cristianos, pero no lograban hallarlo en "la iglesia".

No todo mi correo fue negativo. De vez en cuando una carta llegaría para tocar mi corazón y bendecirme mostrándome que algo que había estado haciendo ayudaba a otro a enfocarse en Jesús. Por ejemplo, "Bob, fui grandemente movido por tu artículo '¿Realmente Teófilo Ha Cambiado?' y tu caricatura de Teófilo. El estómago me daba vueltas mientras recordaba el mismo trato hacia mí. He hecho la misma oración que mi pequeño amigo Teófilo oró, y contínuamente le he pedido a mi maravilloso Padre por el mismo espíritu sin condena de mi Señor. ...Es maravilloso ser capaz de estirarse, pensar y cambiar sin miedo a los auto-nombrados guardianes de la puerta. Los ancianos en esta área tienen el absoluto control sobre el pueblo de Dios, e incluso prohiben leer algunas publicaciones y libros. Hay tantas ovejas quienes necesitan ser liberadas para conocer al Señor mejor, ser Cristo-céntricos y no auto-céntricos."


Teófilo y Una Iglesia Verdadera

Mientras me hallaba en el Forum de Verdad y Libertad en Julio del 1990, Art Thompson y yo hablamos sobre hacer un libro juntos llamado Teófilo y Una Iglesia Verdadera. Sería una compilación de la mayoría de mis tiras de Teófilo, empezando con la primera y continuando a través de las más recientes. Art escribiría un comentario entre las caricaturas. Luego decidimos organizar la historia en tres capítulos: 1) Construyendo Una Iglesia Verdadera, 2) Sirviendo a Una Iglesia Verdadera, y 3) Abandonando Una Iglesia Verdadera.

Recuerdo que fue mi idea hacer el libro. Art pensó que fue su idea. Luego, concluímos que fue la idea de Jesús. Art dice, "Sólo el Señor pudo haber concluido esto a través de un par de chicos campesinos como nosotros. El tuvo que habernos dirigido." Yo estoy de acuerdo.

Teófilo y Una Iglesia Verdadera fue lanzado el 1ro de julio del 1991. Ni Art ni yo esperábamos que estuviera al tope de la lista de ventas. Especulábamos que ni siquiera iba a sustentarse económicamente. Pero ambos nos sentimos cautivados por hacer el libro. El hacer el libro pudo haber sido para beneficiar a una o dos personas. Aún si fuera así, el esfuerzo hubiera valido la pena.

La primera respuesta fue uno que Art recibió desde Oklahoma City. Nos tomó por sorpresa. Esta es una porción de la carta: "Había tenido su libro hasta sólo leer la mitad cuando una pareja misionera me visitó. Escuchando sobre su lucha, decidí prestárselo. La intención de estas personas había sido ir de lugar a lugar para empezar otra 'Una Iglesia Verdadera'. Después de leer a Teófilo y Una Iglesia Verdadera, su misión ahora ha cambiado. Estas personas quieren más copias del libro."

Otra motivación para nosotros fueron las órdenes de cajas de libros de parte de personas quienes querían regalarlas a otros cristianos. Estaba sorprendido de lo bien que los miembros de varias denominaciones se relacionaban al mensaje de Teófilo. Algunos decían que reconocían a Una Iglesia Verdadera como la que ellos habían sido miembros en un tiempo, y otros dijeron que era en la que ellos estaban en ese momento. Algunas de las etiquetas y terminologías eran diferentes en sus denominaciones, pero el sistema era el mismo. Aparentemente todas las denominaciones tienen a un Hermano Fariseo aquí y allá.

Estaba empezando a darme cuenta que probablemente tenían a un Teófilo también.

Ahora me doy cuenta de que fue Jesús el que me dio la idea para empezar a dibujar a Teófilo. Y fue Jesús quien le dio a Teófilo un propósito y una misión. Alabo al Señor por eso. Y le doy gracias por permitirme participar en lo que El está haciendo para traer a su gente más cerca a El y entre ellos mismos. También le doy gracias a todos aquellos a quienes el Señor ha usado para motivarme y darme apoyo en esta obra. Mi hermano Gaylon le dio a Teófilo su nombre. Otros han aportado buenas ideas y críticas constructivas a través de los años. Y Vic Phares me ayudó a enviar a Teófilo por el mundo a través del internet. Alexander Rodríguez está traduciendo las caricaturas para la gloria de Dios y para bendición de los hermanos latinos. Pero a mi preciosa esposa, Sylvia, le ha tocado la mayor parte. Jesús podrá haberle dado la vida a Teófilo a través de mí, pero de cierto ha usado a Sylvia para darle a Teófilo su corazón lleno de amor. ¡Aleluya!

Photo: Sylvia y Bob West
Sylvia y Bob West


Todavía Hay Más

Al final de los ochenta, fui dolorosamente humillado al aprender que algunas de mis doctrinas favoritas no estaban en la Biblia, y que mi jornada hacia la libertad en Cristo apenas comenzaba. Entonces en julio del 1991, el Espíritu de Dios empezaba a despertarme a su Presencia y su Poder.

Ahí estaba la voz que hablaba desde dentro de mi cabeza. La sanación instantánea en respuesta a la oración. Un sueño inspirado. La interpretación a través de otro creyente. Un "abrazo de oso" del Señor. Más sueños. Más interpretaciones. Visiones. Más sanaciones instantáneas. Guerra espiritual. Una palabra de sabiduría. Hablar en lenguas. Mensajes proféticos. La realización de estas profecías. Y otras manifestaciones del Amor y la Gracia de Dios.

En vista de estos hechos y la relación personal que ahora tenía con mi Creador, empecé a buscar en las escrituras para encontrar un verso que dijera que los milagros cesarían antes del primer siglo. No estaba allí. Aprendí que el Espíritu Santo fue prometido para aquellos quienes obedecieran al Señor. Y encontré evidencia para comprobar que la imposición de manos de parte de los apóstoles no era la única forma en que los discípulos recibían dones espirituales.

Había salido de la religión organizada hacia una relación más profunda con Dios, y me encontraba asistiendo a la escuela del Espíritu diariamente. El me ayudó a vencer una adicción secreta. Mi vida espiritual fue vuelto al derecho mientras me rendía ante Jesús y empezaba a experimentar su amor incondicional. El me está enseñando a amar a mi esposa como El ama a Su esposa, y a ser su líder servidor. El me ha llamado a la hombría. ¡A ser un hombre de Dios!

¿Y tú, mi amigo? ¿Conoces tú a Jesús? ¿Lo conoces personalmente? ¿O conoces sólo un montón de datos sobre Jesús? Si es así, ¡te estás perdiendo de mucho! Y puedes estar incluso perdiendo el cielo.

Si eres un adúltero, o un ladrón, o un borracho, o un homosexual, o un pervertido, o una persona avara, o uno que comete pecados sexuales o alaba a falsos dioses, tú necesitas a Jesús. El lavará esos pecados y te hará santo (1 Corintios 6:9-11).

¿No eres culpable de esos pecados? ¿En vez de eso, eres un miembro dedicado? Bueno, tú también necesitas a Jesús.

Si eres alguien quien no está luchando contra la pornografía como yo lo hice por más de 45 años, podrías no estar consciente de adicciones más sutiles. Podrías ceder ante una pasión diferente: addición al trabajo, materialismo, fumar, comer demasiado, necesidad de control, necesidad de ser aceptado, una vida de fantasía activa, masturbación... La lista no tiene fin, pero la lucha es igual. Todos los hombres pelean contra deseos irresistibles que desafían la restricción. Las mujeres ceden ante muchas de estas pasiones también.

Pero para hombres y mujeres por igual, ¡hay libertad en Cristo! Libertad de esas adicciones. Libertad de las cadenas de la religión. Libertad de los poderes de las tinieblas. Libertad para personalmente conocer el amor y la amistad de tu Creador cada día.

Si no lo has hecho, ¿no darías tu vida a Jesús? ¡El lo quiere todo! No tomes nada para ti. Rendimiento absoluto. Compromiso total. Dile que El puede tener todo de ti, y a cambio tú quieres todo de El. ¡Será el mejor trato que habrás hecho!

"[...]Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuanto el Señor nuestro Dios llamare." (Hechos 2:38-39).

¡Dios te bendecirá al responder a ese llamado!



Lista de Caricaturas | Historia de Teófilo | Arte en CD | Página Principal | Theophilus in English